Hace unos días hemos visto este videotutorial que enseña a hilar reemplazando las agujas por los brazos.

En el momento en que lo observamos, recordamos este tutorial que hace aparición en entre las gacetas viejas de Trabajos que poseemos en el taller.

  1. De la misma hilar los brazos, no precisas herramientas auxiliares. ¡Bajo valor! solo la lana que podrías emplear.
  2. Es increíble si empleas hilo de remera o trapillo. ¡Es el espesor preciso!
  3. No debes obtener toneladas de lana o vellón. Si andas de vacaciones, ¡apréndelo veloz y enséñaselo a tus hijos!
  4. Tus brazos no se fatigan bastante, un punto singularmente esencial para esos que padecen alguna patología o mal en los hombros o los codos.
  5. Si tienes un emprendimiento que llevar a cabo, es considerablemente más simple llevarlo adelante o iniciar en cualquier sitio

¿Te has feliz? Les dejo el videotutorial de Fiber Flux en YouTube que tiene mucho más de 5 millones de visitas!

De qué manera iniciarse en el planeta del ganchillo: primeros consejos

Comprender seleccionar la aguja según el género de material y el espesor con el que se marcha a trabajar, tal como el labor a efectuar, es primordial al comienzo del gancho. Es esencial entender el espesor del hilo, lana o remera, comunmente viene concretado en las etiquetas de estos artículos, pero a fin de que te hagas un concepto, aquí tienes una tabla deducible:

De qué forma sostener tu anzuelo/Anzuelo

Antes de enseñarte ciertas maneras de sostener tu anzuelo, necesito ofrecerte ciertos avisos.

  • No hay forma errónea de sostener el anzuelo. ¡Puedes llevarlo a cabo como desees! Sé que varias personas opínan diferente, pero está bien, pues el resultado del tejido es siempre y en todo momento exactamente el mismo, no cambia gracias a la situación de tu mano, conque despreocúpate.
  • Comunmente la multitud sosten el anzuelo con la mano dominante. Deseo decir, si escribes o haces algo con tu mano derecha, esa es la mano para tu gancho y la mano izquierda va a ser para tu hilo. Para zurdos va a ser del revés, tejiendo en la mano izquierda y la lana en la mano derecha. ¡PERO! Ten presente que varios zurdos tejen con la mano derecha, con lo que te invito a presenciar con las dos manos y escoger lo que te ande mejor.
  • En ocasiones, tras hilar un rato, puedes sentir mal en las manos y esto no es extraño. La razón del mal, en la mayoría de los casos, es que andas sosteniendo el anzuelo en la situación errónea para ti o lo andas sosteniendo con mucha fuerza y ​​eso es habitual. La primera oportunidad que hacemos algo, nos encontramos estresados ​​por el hecho de que deseamos llevarlo a cabo bien y esto, conjuntado con la frustración del fracaso al comienzo, generalmente resulta en un agarre fuerte y tenso. Mi consejo, tómatelo con tranquilidad y ejerce.
  • Práctico. ¿Qué mucho más puedo mencionar sobre esto? El ganchillo necesita mucha práctica y reiteración y, evidentemente, MUCHO rehacer. No tenga temor de deshacer su trabajo y empezar nuevamente, aun los especialistas crocheters (con frecuencia) deben llevarlo a cabo.
¡Valora esta entrada!
[Votos: 0 Promedio: 0]
/* JS para menú plegable móvil Divi */