Una aceptable práctica tras el trabajo períodico es adecentar nuestro rincón de trabajo y naturalmente a nuestro compañero que nos asiste a hallar el pan de cada día. A sabiendas de que los peores contrincantes de nuestra máquina de coser son las pelusas y el polvo, debemos por consiguiente proponernos primeramente, una funda o cobertor para cuidarla. Ciertos géneros de hilo sueltan mucho más pelusas que otros, de la misma manera que asimismo sucede con diferentes géneros de tejidos, aparte del polvo que se amontona espontáneamente en nuestros talleres, es indispensable limpiarlos y engrasarlos periódicamente, cuidándolos y intentando una extendida vida para nuestras máquinas de coser que, adjuntado con nuestro talento y imaginación, nos dejan progresar en este fantástico planeta de la confección.

Gracias a lo previo y al empleo que le ofrecemos a nuestra máquina de coser o no, cabe nombrar lo siguiente:

Materiales

  • Manual (si tiene una trama Singer 9100 como la mia clic AQUI para bajarla)
  • Cepillo de cerdas suaves
  • Destornillador chato y punto de cruz
  • Aceite particular para tramas de coser (opcional)
  • Un paño limpio y despacio

* Su máquina debe integrar el cepillo y los destornilladores en el cajón de herramientas.

VIDEO: COMO ENGRASAR Y LIMPIAR LA MAQUINA DE COSER.

En este tutorial, te muestro punto por punto de qué manera adecentar una máquina de coser y ofrecerle un cuidado muy aceptable. En todo caso, antes de procurar llevar a cabo esto, consulte el manual de su máquina de coser. Cada modelo tiene la posibilidad de tener diferencias, especialmente en concepto de lubricación. ¡Compruébalo por si las moscas!

Con esto, habrás terminado de adecentar y sostener tu máquina de coser. Quisiera que esto haya sido útil y consigas ponerte a trabajar. Seriamente, no te pierdas esto pues vas a arreglar ciertos pequeños inconvenientes de la máquina de coser. Solo te va a llevar diez minutos llevarlo a cabo.

Cuidado de su máquina de coser

Sería ideal llevar a cabo un calendario o un diagrama de las horas de empleo, pues de este modo sabría cuándo intervenir para efectuar el cuidado. Puede entablar una regla que cada cien horas de empleo consiga precisamente una sesión de limpieza y lubricación. O sea, si coses 3 horas cada día, puedes realizar una sesión de cuidado todos y cada uno de los meses. No es tan bien difícil, ¿verdad?

Si quiere que su máquina de coser le dure toda la vida o mucho más, hay una secuencia de pasos que debe continuar todos y cada uno de los días que deberían transformarse en el santísimo grial de su máquina de coser.

¡Valora esta entrada!
[Votos: 0 Promedio: 0]
/* JS para menú plegable móvil Divi */