El buen acabado de la prenda es dependiente de su presentación final. Varios de los acabados de las prendas tienen que efectuarse de forma manual, si bien las industrias de la confección tiene maquinaria enfocada para efectuar estas operaciones a alta velocidad y en serie.

1.- FUNDA DE ASIENTO: Puntada fuerte para juntar 2 tejidos o para rematar y fijar otro género de puntadas. Cada puntada debe tener exactamente la misma distancia, unos 2 o 3 milímetros de separación, tanto en el revés como en el derecho de la lona. (Imagen de cabecera) 2.- SOBREHILO: Es una puntada que se hace en los extremos de la lona a fin de que no se deshilache. El hilo ha de ser del color de la lona. Asimismo se frecuenta efectuar con puntadas ZIG-ZAG en la máquina.

Hilvanado y dobladillo

El hilvanado se emplea para juntar por un tiempo 2 piezas de lona antes de probárselas y pasarlas por la máquina. El dobladillo se emplea para fruncidos, bordados y costuras ornamentales. Primero se afirma el hilo con un pespunte y se pasa la aguja múltiples ocasiones por el revés y el derecho de la lona, con puntos uniformes apartados de 2 a 3 mm para los dobladillos y de diez mm para los dobladillos para hilvanar. El hilvanado se acaba con un punto atrás, el dobladillo se deja suelto para fruncir. Para fruncir, se acostumbran a realizar 2 filas paralelas de dobladillos.

La puntada del costado se aplica en los dobladillos y para juntar 2 pliegues con costura invisible.

Punto bastilla

Afín al hilvanado (el largo del punto y el espacio lo determinan) pero con objetivos ornamentales se trabaja de derecha a izquierda.

Puntos fundamentales para coser a mano

Es esencial entender por adelantado los puntos mucho más esenciales en la costura por el hecho de que te ahorrarán mucho más de un inconveniente y te asistirán conózcalos para escoger la aguja correcta para el trabajo. Los hemos achicado a solo 3 y con ellos puedes llevar a cabo cientos de cosas con solo algo de lona, hilo y aguja. 😉

  • Riego (Riego). Esta es una puntada o costura muy sencilla donde se ve igual en los dos lados de la lona. Puntada recta y continua donde la aguja se desplaza hacia adentro y hacia afuera, dejando puntadas del mismo tamaño.
  • Punto trasero o puntada posterior. Radica en seguir a ofrecer un punto y regresar al siguiente. Esta clase de puntada se hace, por servirnos de un ejemplo, para coser una cremallera.
  • Cubierto. Esto normalmente se hace en un ángulo. El sobrehilado de manera frecuente se efectúa en los bordes de la lona para eludir que se deshilache, entre otras muchas cosas.

Pasos:

  • Asegure el radical del hilo a un borde del pliegue con una puntada doble.

¡Valora esta entrada!
[Votos: 0 Promedio: 0]
/* JS para menú plegable móvil Divi */