El buen acabado de la prenda es dependiente de su presentación final. Varios de los acabados de las prendas tienen que efectuarse de manera manual, si bien las industrias de la confección tienen maquinaria enfocada para efectuar estas operaciones a alta velocidad y en serie.

FUNDA DE ASIENTO: Puntada fuerte para juntar 2 tejidos o para rematar y fijar otro género de puntadas. Cada puntada debe tener exactamente la misma distancia, unos 2 o 3 milímetros de separación, tanto en el revés como en el derecho de la lona. (Imagen de cabecera) 2.- SOBREHILO: Es una puntada que se hace en los extremos de la lona a fin de que no se deshilache. El hilo ha de ser del color de la lona. Asimismo se acostumbra efectuar con puntadas ZIG-ZAG en la máquina.

Pespunte:

Este género de puntada se usa para coser a mano y asimismo se utiliza para el acabado de hilos. Se introduce la aguja y se hace el movimiento de insertar la aguja y retirarla cada 2 milímetros, o asimismo cada 3 milímetros alén de la línea de la costura, esto siempre y en todo momento sigue, metiendo la aguja hacia atrás y jalándola hacia adelante. Los puntos están intercalados en la parte de atrás, pero asimismo forman una línea continua a la derecha.

El hilvanado deja retener por un tiempo 2 piezas de este tejido antes de probarlo y ponerlo en la máquina, al paso que el dobladillo se emplea para bordar, fruncir y asimismo para las costuras que se vuelven ornamentales. Primero se fija el hilo con el género de despuntado, para entonces pasar la aguja múltiples ocasiones del revés y asimismo a la derecha del tejido con puntadas uniformes, asimismo con distancias de 2 a 3 mm para bolas y diez mm para regarlas.

Costura o ribeteado

El ribeteado se efectúa con un ribeteado (cinta de lona cortada al bies) que cubre el borde de una lona y se cose por una parte y por el otro. Se usan normalmente para rematar escotes, bajos de chaquetas o abrigos relativamente forrados. En general, se encuentra dentro de los únicos géneros de costura que se hace a máquina con un alfiler particular. No obstante, si no posee uno, puede llevarlo a cabo de forma manual con un borde medio doblado (doble) o un borde fácil.

Otro enorme género de costura que debe comprender es la costura sobrepuesta. Muy popular por su solidez, está en tejidos como el denim. Para lograrlo, se dobla la lona o lonas sobre sí mismas y se plancha esta cara, salpicando este borde. Una vez punteados, se tira hacia abajo la lona superior (ahora unida por una parte) y se sobreponen por el otro lado, punteando ese otro lado asimismo.

Hilvanado y dobladillo

El hilvanado y el dobladillo son 2 géneros de puntadas que se tienen la posibilidad de emplear como guía y adorno. Hilar contribuye a continuar el sendero que hay que continuar después con la máquina. En la situación del dobladillo, resalta su función ornamental, aparte de ser base para bordados y fruncidos.

La puntada del costado logra juntar los pliegues a través de puntadas pequeñísimas. Su finalidad es que el hilo quede invisible a la visión, logrando de este modo una unión impecable.

Sobrehilado

Costura efectuada durante los bordes cortados de la lona para eludir que se deshilache. Se teje de derecha a izquierda, con un solo hilo, cosiendo en diagonal.

Tras evaluar este punto, se valora mucho más el zigzag de máquina de coser!

¡Valora esta entrada!
[Votos: 0 Promedio: 0]
/* JS para menú plegable móvil Divi */